El método ‘Curly Girl’ (conocido en inglés como Curly Girl Method) es una propuesta de cuidado especializada en el cabello rizado natural.

Somos muchas las que hemos batallado con nuestros rulos por años. Que si se esponjan, que si se quedan duros cuando les echamos muchos productos, que si nos sale frizz… y la historia nunca termina. Como consecuencia, terminamos alisándonos y convenciéndonos de que si fuéramos lacias todo sería más fácil y mejor.

Deja de tratar al pelo rizado como si fuera pelo lacio

“No quiero que tenga tanto volumen”. ¿Qué harías si te dijéramos que el problema no es tu cabello sino las expectativas que tienes de él? Si tienes rizos y deseas, por ejemplo, que no tengan volumen, estás “pidiéndole peras al olmo” y negando su propio ‘ser’.

Bueno, y entonces, ¿debo resignarme a vivir con todo eso que me molesta de mi pelo? ¡No! Debes aceptar las características propias de tu cabellera, conocerlas a profundidad y sacarles provecho sin intentar cambiar su naturaleza.

¿Qué es el método Curly?

El método Curly es una propuesta de cuidado capilar especializada en el pelo rizado. Plantea ciertos parámetros que ayudan a realzar la belleza natural de tu tipo de rulo. Aquí, una guía básica para empezar.

Adiós a los sulfatos y siliconas

Todos esos productos capilares que contengan siliconas entre sus ingredientes (cyclomethicone, dimethicone, methicone, amodimethicon, dimethiconol, cyclomethicone, cyclopentasiloxane) lo que hacen es ‘maquillar’ tu cabello. Hace que luzca bien en un inicio pero a largo plazo se acumulan y agregan peso. Recubren cada hebra y no permiten que se hidrate realmente.

La única forma de eliminar estas siliconas que nos hemos aplicado es lavando nuestro cabello con shampoos con sulfato en sus ingredientes (sodium lauryl sulfate, ammonium lauryl sulfate, sodium laureth sulfate, sodium myreth sulfate). El sulfato funciona como un detergente; es decir, limpia muy bien a profundidad pero es muy agresivo con el cabello y puede resecarlo.

Entonces, el primer paso del método es eliminar productos que contengan siliconas o sulfatos, desde el shampoo hasta la crema para peinar. ¡Tenemos que ser cuidadosos!

No más toalla en el cabello

Sabemos que te encanta hacerte un turbante con la toalla cuando sales de la ducha. Lamentablemente, está comprobado que esto encrespa el cabello y produce más frizz.

¿Y ahora, cómo seco mi pelo? ¡Con una tela de diferente textura! Puede ser una camiseta de algodón que ya no uses o una toalla de microfibra. ¡Recuerda nunca estrujar tu pelo, trátalo con cariño!

No te planches el pelo

El calor es el enemigo de todo tipo de pelo, no solo del rizado. Nos reseca las puntas, lo deja débil y quebradizo. En este caso, el método curly desaconseja el uso de planchas y tenazas para el cabello; pero permite la secadora, únicamente con difusor y sin abusar de la temperatura.

Cuidado con las decoloraciones y tintes

De ser posible, evita pintarte el pelo porque lo maltrata y deshidrata mucho. Esto, sin duda, puede estropear tu rizo. Si es que eres de las que no soporta ver su pelo con canas, trata de espaciar las tinturas y decoloraciones cada 3 meses o más para darle tiempo a recuperarse.

Protege tu pelo al dormir

La fricción del pelo con la almohada genera encrespamiento y puede romper el cabello. Si puedes, cambia la funda de tu almohada por una de satín, o en todo caso, envuelve tu pelo en una tela suave tipo seda.

Detox capilar

Los primeros días realizando el método Curly, tu pelo puede no verse tan bien. Recuerda que acabas de quitarle las siliconas y tu pelo aún no ha hallado su propia forma sin estas (sí, está en período de abstinencia). Pero ten paciencia, poco a poco vas a ir creando una nueva rutina de pelo que te funcione.

¿Qué productos son buenos para el cabello rizado?

Aceite sin siliconas, Redken

Todos aquellos que no tengan siliconas ni sulfato. Una rutina completa para el cabello rizado generalmente está compuesta de shampoo, acondicionador, sérum capilar y aceite. Una vez por semana, puede usarse una mascarilla nutritiva.

Shampoo sin sulfato para cabello rizado, Organix

No se recomienda lavar el pelo todos los días. Por lo menos, se debería espaciar un día en el que se haga co-wash.

De vez en cuando puede utilizarse una secadora con difusor para ayudar a dar forma a los rizos y que tenga un volumen natural y bonito.

Crema sin sulfatos para el cabello rizado, Kativa

¿Qué es el co wash?

El co-wash es una rutina de limpieza de cabello en la que se usa acondicionador en vez de shampoo. Todas las melenas pueden hacerlo, pero las rizadas se benefician más porque generalmente no se engrasan tanto, les aporta hidratación, suavidad y evita el odiado frizz.