Tener una rutina de skincare es totalmente necesario, tengas la edad que tengas. La piel es un órgano y como tal, debemos cuidarla y protegerla del daño al que se expone cada día: rayos solares, contaminación ambiental, luz de aparatos electrónicos, partículas de maquillaje, etc.

A veces dejamos de lado el cuidado de la piel del rostro por falta de dinero, desconocimiento o -lo peor- flojera; y aunque aún no lo notemos, esto le pasa factura a nuestra piel: arrugas, falta de luminosidad, puntos negros, poros muy dilatados, granitos, manchas... Y no es que queramos vernos perfectas, pero sí encontrar nuestra mejor versión y la que nos haga sentir más lindas y seguras.

¿Te pasa que cuando te maquillas, tu piel no solo no se ve más bonita sino que te acentúa las lineas de expresión, poros y granitos? Si dejaste de ver tu piel luminosa y fresca, probablemente no sea la culpa del maquillaje sino de una falta de cuidado del rostro.

Hoy, todas nos comprometemos con nuestra piel -así como lo hacemos con tantos aspectos de nuestra vida- a aceptarla, quererla y mimarla con una rutina de skincare que se adapte a nuestro estilo de vida, necesidades, y bolsillos.

¿Qué se pone primero la crema hidratante o el protector solar?

¿El huevo o la gallina? Cuando del orden de las cremas se trata, muchas de nosotras estamos así de perdidas. Y es que hemos visto a miles de ‘influencers’ compartir sus rutinas de día o de noche, con muchísimos pasos y en vez que aclararnos la situación, nos la complicaron un poco más.

Cabe resaltar que no necesariamente tenemos que seguir todos los pasos de las rutinas de las gurú beauty. Lo recomendable es que crees una propia con mínimo 3 productos que funcionen de acuerdo a tu tipo de piel y que puedas mantener en el tiempo -sin afectar demasiado tu economía-.

Rutina facial de noche

Extensa

Si realmente quieres invertir en muchos productos, esta rutina es para ti. Sin embargo, hay que aclarar que más no siempre es mejor, y que lo ideal es invertir en calidad en vez de en cantidad.

  • Demaquillante o agua micelar: Limpia la piel con maquillaje o sin maquillaje.
  • Jabón o espuma facial: ¡Doble limpieza!
  • Tónico: Sustancia que sirve para balancear tu ph si es que tu jabón tiene detergentes, pero si tu jabón no los tiene puedes saltarte este paso.
  • Esencia: Es como un suero pero más diluido. Se usa para hidratar, mejorar aspectos de la piel. Puede tener ingredientes activos o no. No es un paso estrictamente necesario, solo serviría como un adicional si es que tu rostro aún con los otros productos se tiene tirante y poco luminoso.
  • Suero: Producto con ingredientes activos que penetra en las capas más profundas de la piel y le brinda antioxidantes, previene las manchas, combate el acné. Puede ser caro pero solo necesitas unas gotitas.
  • Crema hidrante: Su función es humectar e hidratar la piel, pero no penetra a las capas profundas de la piel. Su función es proteger la piel y todo los cuidados que hiciste anteriormente. Hace que tu piel luzca luminosa y bonita.
  • Aceite: Sirve para sellar la humectación. Pero no necesitas usarlo todos los días, solo si tienes una piel muy seca o si utilizas aire acondicionado con frecuencia. Es un producto muy bueno para tratar la deshidratación.
  • Tratamiento localizado: Si tienes manchas o granitos, este es el momento de tratarlos con productos específicos recetados por un dermatólogo.

Básica

Invirtiendo en estos productos verás cambios drásticos en poco tiempo. ¡Ojo! Puedes realizar una doble limpieza usando el mismo jabón o espuma.

  • Jabón o espuma facial
  • Suero
  • Crema hidratante

Rutina facial de día

Hay muchos pasos y productos similares a la rutina de noche pero se incorporan otros para la protección de tu piel.

Extensa

  • Jabón o espuma facial
  • Esencia
  • Suero
  • Crema
  • Protector solar: Las arrugas prematuras, manchas y pecas del sol son solo la punta del iceberg. El cáncer a la piel es un tema serio y puedes prevenirlo fácilmente usando protector solar. Hay muchas opciones en el mercado, incluso unas que ya vienen con color (por que lo deberás invertir en una base en tu día a día). Fíjate que mínimo sean de factor 30.
  • Maquillaje (Primer, base…)

Básica

  • Jabón o espuma facial
  • Crema
  • Protector solar
  • Maquillaje (Primer, base…)

Como verás muchos de los productos de la rutina de noche se repiten en la rutina de día por lo que en total, debes invertir mínimo en 4 productos: Jabón, suero, crema, y protector solar.

¿Qué hacer para no tener la piel grasa?

“Ay pero tengo la piel grasa/mixta, ¿para qué suero, crema, aceite?”. La grasa que segrega tu piel no es señal de hidratación sino de todo lo contrario. Entre más hidratada esté, menos grasa va a segregar. Así que combate el problema en vez de solo taparlo.

Un consejo extra: No laves tu piel más de 2 veces al día así sea con un jabón especial para el rostro. Limpiarla demás solo agravará el problema. Concéntrate en tratarla con un sérum y crema para tu tipo de piel, y si la ves muy grasosa, de tanto en tanto, puedes quitar el brillo dando toquecitos con papel absorbente.

Recuerda que sea cual sea tu tipo de piel, estando cuidada y tratada lucirá mejor con o sin maquillaje. ¡Menos filtros y más cuidado!